Contacte con nosotros

Especialistas en control de plagas. Resultados garantizados, al mejor precio.

Plaga navideña de hormigas en una peluquería

Plaga de hormigas en una peluquería en pleno mes de diciembre

2 Enero, 2020

Mes de diciembre, Navidad, días de regalos, cenas y comidas copiosas, reuniones familiares o con amigos, etc. Todos ellos son costumbres y aspectos típicos de estas fechas, pero lo que no es demasiado común y, desde luego deseable, es la presencia de una plaga. Como ya sabemos, en invierno las especies plaga suelen reducir su actividad, especialmente los insectos, pero aun así, ni en estos meses de frío nos podemos librar de sufrir un problema de plagas. Algunos de ellos pueden ser de lo más insospechados.

Las hormigas, en concreto, son de los insectos más populares. Todos conocemos la fábula protagonizada por una hormiga, en la que el insecto trabaja durante el verano recolectando alimento para poder pasar tranquilamente el invierno. Por ello es raro que, durante los meses más fríos del año, nos lleguen avisos por presencia de hormigas. Sin embargo, hace unos días recibimos la llamada de uno de nuestros clientes, puesto que había observado numerosas hormigas en su establecimiento. En concreto se trata de una peluquería ubicada en el barrio de Aluche, en Madrid. Este local ha sufrido infestaciones previas de hormigas, no demasiado graves pero sí molestas. Estos problemas se deben principalmente a que dicho local presenta importantes problemas de humedades, factor éste que beneficia la presencia y proliferación de estos insectos. A pesar de ello, estos episodios se han resuelto satisfactoriamente mediante los tratamientos de desinsectación que hemos aplicado oportunamente. Sin embargo, nunca antes habían aparecido las hormigas en estas fechas. ¿A qué se debe ver hormigas en pleno diciembre?

Lo primero que debemos decir es que, a pesar de que el establecimiento está rodeado de jardines, las hormigas no venían del exterior; algo por otro lado normal, teniendo en cuenta las bajas temperaturas invernales. A pesar de lo que pudiera parecer, los hormigueros no tienen por qué estar situados únicamente en el exterior, es decir, en la calle, en jardines, parques o descampados del entorno. Éstos pueden localizarse en otro tipo de superficies, como macetas para plantas, arenas de relleno o en el suelo que rodea a los cimientos del propio edificio. Por tanto, pueden aparecer en el interior de viviendas o locales sin necesidad de que entren desde fuera por una puerta, una ventana o cualquier abertura en la fachada. Aun así, es muy complicado averiguar la localización exacta del nido de las hormigas; simplemente lo que podemos detectar son los orificios o grietas por donde éstas salen. En el caso que estamos exponiendo, estaba claro que no entraban directamente del exterior, sino que salían por varios orificios presentes en el interior del local; en concreto por varias juntas del solado sin rellenar.

Las hormigas suelen pasar el invierno, al igual que otros muchos insectos, inactivas. Se refugian en el interior del hormiguero, el cual sellan lo mejor posible. La reina suele dejar de producir huevos y permanece en estado de latencia, al igual que las larvas o algunas obreras, dependiendo de la especie. Pero entonces, ¿cómo las hormigas de esta peluquería estaban activas? Pues la explicación puede deberse a la temperatura interior del local. Junto a los escalones de entrada, zona por donde se veían salir las hormigas, estaba situado un calefactor que irradiaba directamente sobre esa zona, calentando especialmente toda esa superficie. Esta elevada temperatura podría haber inducido a las hormigas a salir de su letargo y disponerse a buscar alimento en el interior de la peluquería.

Debemos decir también que existen algunas especies, como la invasora hormiga argentina (Linepithema humile) que causan problemas durante el invierno. Estos insectos exóticos emplean los edificios como refugio, prosperando mientras las condiciones climáticas del exterior son desfavorables, pudiendo observarse obreras en forrajeo ocasional. Nuestros técnicos, para eliminar la plaga, decidieron realizar un tratamiento de desinsectación consistente en la aplicación de un gel insecticida específico para hormigas, algo que como hemos mencionado en alguna ocasión, no siempre funciona. Las hormigas, tímidamente al principio, fueron concentrándose entorno al gel. El servicio, por tanto, se resolvió satisfactoriamente.

Así que ya lo sabe, si tiene un problema de plagas este invierno, no dude y contacte con Biodal Control Ambiental, sus expertos de control de plagas en Madrid.