Empresa de Control de Plagas y Desinfección en Madrid

BIODAL CONTROL AMBIENTAL es una empresa de control de plagas urbanas, desinfección y control de la bacteria Legionella; con sede en Madrid y fundada por dos Licenciados en Biología con amplia experiencia en temas de índole medioambiental.

Contamos con un personal técnico altamente cualificado y en continua formación, capaz de resolver todas sus dudas, de diagnosticar el problema y de eliminar la plaga a la mayor brevedad posible; realizando de este modo un servicio de alta calidad. Nuestros técnicos se responsabilizan en todo momento del tratamiento adoptado, haciendo de la profesionalidad y el compromiso sus señas de identidad.

Ofrecemos un servicio personalizado y ajustado a sus necesidades, empleando los mejores productos disponibles en el mercado y haciendo uso de las técnicas más adecuadas para cada situación.

Conscientes de la cada vez mayor preocupación social por los temas relacionados con la salud y el medio ambiente, desde BIODAL cuidamos especialmente estos aspectos apostando por la prevención y las medidas de actuación pasivas, con el objeto de reducir al máximo posible el empleo de biocidas y demás productos químicos. Cuando su uso sea imprescindible se empleará siempre el producto menos nocivo y más específico para la plaga que se desee combatir.

La empresa está inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas (ROESB) de la Comunidad de Madrid con el número 914-CM-S.

Somos miembros de la Asociación Madrileña de Empresas de Desinfección (AMED).

Reticulitermes flavipes, nueva especie de termita exótica descubierta en Canarias.

Descubren una termita exótica muy destructiva en Canarias

22 Junio, 2017

Nos encontramos ante un nuevo ejemplo de cómo el hombre, con su actividad comercial, es responsable de la propagación por todo el planeta, de especies que pueden constituir una plaga. Sin embargo, en el caso de la termita de la que vamos a hablar a continuación, no es que la especie invasora se convierta en un problema en aquel territorio donde ha sido introducida; sino que el insecto en cuestión es una plaga con un importante impacto económico es su lugar de origen. Las termitas son unos artrópodos sociales con una gran incidencia en la conservación y mantenimiento de edificaciones y estructuras. Aunque son un problema mucho más grave en las zonas tropicales del planeta, debido a la mayor diversidad de especies, en España también tienen lugar infestaciones que provocan cuantiosos daños. Por ello, la noticia de que una nueva especie exótica de termita ha sido detectada por primera vez en territorio español, es motivo de gran interés para el sector de control de plagas.

En concreto, se ha detectado la presencia de Reticulitermes flavipes en varias viviendas situadas en el municipio de Tacoronte, perteneciente a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, en la isla del mismo nombre. El hallazgo ha sido llevado a cabo por David Mora, Jefe Técnico de una conocida compañía del sector de la sanidad ambiental. Esta especie, considerada como una de las termitas más destructivas, fue localizada al inspeccionar un inmueble situado en la citada localidad. Aunque en un primer momento se pensó que se trataba de R. banyulensis, termita que se encuentra en la Península Ibérica, posteriores análisis genéticos revelaron que el insecto pertenecía a la mencionada especie exótica.

R. flavipes, comúnmente conocida como termita subterránea oriental, es un isóptero de la Familia Rhinotermitidae, nativa de las regiones oriental y central de América del Norte; desde Ontario (Canadá) hasta Florida (EEUU) y desde Colorado hasta el noreste de México. En Estados Unidos es considerada como una de las plagas con mayor importancia económica de las que afectan a estructuras. Desde esta región, ha sido introducida por el hombre en otras zonas del planeta, incluida Europa. En el continente europeo se describió por primera vez en el año 1837, a partir de muestras recogidas en plantas infestadas procedentes de EEUU, localizadas en los invernaderos del Palacio de Schönbrunn en Viena (Austria). Desde entonces, ha sido detectada también en países como Francia y Alemania. En estos casos, el comercio de madera infestada procedente del país norteamericano es también la hipótesis más probable de su presencia. Más recientemente, en el año 2010, fue reportada por primera vez su presencia en Italia. Por tanto, España se suma ahora a la lista de países europeos en los que esta termita exótica está presente, aunque los motivos de su llegada todavía no están claros.

Hay que tener en cuenta que en las Islas Canarias ya se encuentra establecida la termita de la madera seca Cryptotermes brevis, también con un origen exótico y que ocasiona significativos daños. Sin embargo, la existencia de esta nueva especie preocupa más, puesto que se trata de una termita subterránea, cuyas colonias comprenden millones de individuos que utilizan el suelo para acceder a las propiedades en busca de alimento. Además, las especies introducidas, que no están tan bien equipadas como las especies nativas para adaptarse a los cambios en sus nuevos ambientes, tienden a buscar refugio en áreas protegidas artificiales, como edificios o viviendas; por lo que pueden llegar a ser las plagas más graves, causando daños significativos en los mismos, así como en su mobiliario.

Habrá que ver cómo evoluciona la situación de esta especie de termita en Canarias, y si termina apareciendo en otras zonas de España. Además, esperamos que las autoridades competentes tomen nota del caso y pongan en funcionamiento todas las medidas necesarias que eviten la expansión del insecto.