Contacte con nosotros

Especialistas en control de plagas. Resultados garantizados, al mejor precio.

Empresa de Control de Plagas y Desinfección en Madrid

Empresa de control de plagas y desinfección

BIODAL CONTROL AMBIENTAL es una empresa de control de plagas urbanas, desinfección y control de la bacteria Legionella; con sede en Madrid y fundada por dos Licenciados en Biología con amplia experiencia en temas de índole medioambiental.

Contamos con un personal técnico altamente cualificado y en continua formación, capaz de resolver todas sus dudas, de diagnosticar el problema y de eliminar la plaga a la mayor brevedad posible; realizando de este modo un servicio de alta calidad. Nuestros técnicos se responsabilizan en todo momento del tratamiento adoptado, haciendo de la profesionalidad y el compromiso sus señas de identidad.

Ofrecemos un servicio personalizado y ajustado a sus necesidades, empleando los mejores productos disponibles en el mercado y haciendo uso de las técnicas más adecuadas para cada situación.

Conscientes de la cada vez mayor preocupación social por los temas relacionados con la salud y el medio ambiente, desde BIODAL cuidamos especialmente estos aspectos apostando por la prevención y las medidas de actuación pasivas, con el objeto de reducir al máximo posible el empleo de biocidas y demás productos químicos. Cuando su uso sea imprescindible se empleará siempre el producto menos nocivo y más específico para la plaga que se desee combatir.

La empresa está inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas (ROESB) de la Comunidad de Madrid con el número 914-CM-S.

Somos miembros de la Asociación Madrileña de Empresas de Desinfección (AMED).

Por todo ello, si precisa de cualquiera de los siguientes servicios: fumigación, desinsectación, eliminar cucarachas, eliminar chinches de cama, desratización, desinfección, control de aves, tratamientos fitosanitarios o prevención y control de Legionella; póngase en contacto con nosotros y le asesoraremos, ofreciéndole la mejor solución a sus necesidades.

Por qué es importante adoptar correctamente las recomendaciones dadas por los técnicos en control de plagas

La importancia de adoptar bien las medidas preventivas en el control de plagas

18 Septiembre, 2019

Un buen servicio de control de plagas no debe ceñirse únicamente a la aplicación de productos biocidas. El cliente valorará los buenos resultados, pero para llegar a ellos, en la mayoría de las ocasiones, no sólo hay que limitarse al uso de químicos. La ejecución de las medidas preventivas y correctoras necesarias es fundamental para poder eliminar una plaga; o bien, una vez ésta ha desaparecido, evitar que vuelva a infestar una vivienda, local o cualquier otro tipo de instalación. Por ello, el trabajo de una empresa de control de plagas debe incluir las recomendaciones necesarias a ejecutar para cada situación particular que se trate. El cliente, por su parte, es responsable de realizarlas él mismo o contando con la ayuda de un profesional especializado. No llevar a cabo estas medidas de actuación pasiva es causa de que se produzcan reinfestaciones en la mayoría de las ocasiones. Otras veces, éstas sí se ejecutan, pero de manera errónea; provocando un agravamiento de la situación. Esto es precisamente lo que ocurrió en el caso que exponemos a continuación.

Acudimos a Alcorcón (Madrid) por el aviso del propietario de un restaurante de la localidad. Sus instalaciones sufrían una infestación bastante grave de cucaracha alemana o rubia (Blatella germanica), que la empresa de control de plagas que tenía contratada no era capaz de resolver. Aparte de los correspondientes tratamientos químicos aplicados por esta empresa, que no entraremos a valorar, al cliente se le hicieron una serie de recomendaciones para tratar de solventar la situación. Entre éstas, según comentó el propietario, los técnicos le indicaron que debía sellar todo tipo de huecos, grietas u orificios presentes en el establecimiento, incluidos los pasatubos y conexiones de servicio. Éstos últimos son los puntos de entrada de desagües, tubos, latiguillos y demás conducciones en la pared o el suelo, los cuales suelen dejar huecos que, en la mayoría de las ocasiones, se dejan sin rematar.

Sellar adecuadamente las grietas, orificios y pasatubos es importante por varias razones. Por un lado, evitamos generar cavidades donde las plagas, por ejemplo las cucarachas, puedan refugiarse y crear nidos. Por otro lado, cerramos posibles vías de entrada de plagas, especialmente de insectos, a las instalaciones; puesto que éstas pueden estar conectadas con mochetas de bajantes, de ventilación, cámaras de aire o cualquier otro espacio por donde éstas pueden acceder y moverse.

Nuestro cliente estaba bastante preocupado por la infestación que sufría su negocio y llevó a cabo las recomendaciones dadas por la anterior empresa contratada. El problema es que para sellar todos estos huecos, incluso los bajos de los fregaderos, utilizó espuma de poliuretano expandido, producto muy utilizado debido a su capacidad de adherirse sobre cualquier material. Como su nombre indica, aumenta de volumen a los pocos minutos de ser aplicado, pero si no se hace correctamente y se retira el sobrante después de secarse, genera superficies irregulares y bolsas de aire; como ocurría en el caso que nos ocupa. De esta forma, en el local aparecían numerosos acúmulos de espuma que presentaban multitud de pequeñas cavidades y grietas; espacios donde las cucarachas que afectaban al local, se refugiaban y creaban sus nidos, manteniéndose incluso protegidas de la acción de los biocidas. Así pudo observarse cuando nuestros técnicos realizaron la inspección de las instalaciones. El cliente sin saberlo y con toda su buena voluntad, creyendo que contribuía a eliminar las cucarachas, al contrario, estaba favoreciendo su proliferación en las instalaciones.

Por tanto, para evitar estas situaciones y aunque la espuma de poliuretano es una buena opción si se aplica de manera correcta, lo más adecuado es sellar grietas, orificios y pasatubos con otros materiales más compactos y fáciles de usar, tales como masillas, cemento o diferentes selladores que pueden encontrarse en cualquier comercio de bricolaje. En el caso expuesto anteriormente, no quedó más remedio que retirar la espuma sobrante antes de comenzar el tratamiento para eliminar las cucarachas.

La adopción de medidas preventivas y recomendaciones, de manera correcta, es imprescindible para asegurar el éxito de cualquier servicio o tratamiento de control de plagas. No se trata de excusas que las empresas ponemos para justificar que un problema de plagas no se resuelva. Por eso, se debe dejar claro desde el primer momento que no seguir los consejos y recomendaciones de los profesionales pueden desembocar en el fracaso de la aplicación o en reinfestaciones futuras.