Control Integrado de Plagas
Atención personalizada y profesionalidad
Calidad garantizada
Respuesta rápida
Protección de la Salud y el Medio Ambiente

Prevención y Control de Plagas

¿Necesita una empresa de control de plagas y desinfección en Madrid?


En BIODAL CONTROL AMBIENTAL estamos dispuestos a solucionarle sus problemas de plagas. Somos una empresa especializada en todo tipo de tratamientos de:

desinfectación cucarachas
¿Cómo eliminar cucarachas?
desinfectación chinches de cama
¿Cómo eliminar chinches de cama?

Pídanos presupuesto sin compromiso

pida presupuesto
  • Servicios para empresas y particulares
  • Adaptados a las necesidades del cliente
  • Excelente relación calidad-precio
  • Elaboración de Planes de Prevención y Control de Plagas
  • Certificados DDD para apertura de negocios y piscinas

Confíe en nuestra empresa de fumigación, desinsectación, desratización y desinfección en Madrid.

Contamos con profesionales capaces de eliminar las molestias causadas por plagas de insectos (cucarachas, hormigas, chinches de cama, avispas, mosquitos…), roedores (ratas y ratones), aves (palomas, estorninos, gorriones, cotorras...), microorganismos, etc.; de una manera eficiente.

No deje que la presencia de plagas disminuya la rentabilidad de su negocio o afecte a su calidad de vida.

Supella longipalpa, otra cucaracha plaga en España

La cucaracha de banda marrón (Supella longipalpa)

20 Julio, 2017

En alguno de los artículos publicados en esta sección hemos hablado de las distintas especies de cucarachas que pueden constituir plaga en España. Las cucarachas alemana (Blatella germanica), negra (Blatta orientalis) y americana (Periplaneta americana) son las más habituales, sobre todo la primera de ellas a nivel doméstico. Pero hay una cuarta especie de este tipo de insectos, con interés en sanidad ambiental y de momento escasa, que desde hace unos años también está presente en nuestro país y a la que vamos a dedicar este post para conocerla un poco mejor. Se trata de la denominada cucaracha de banda marrón (Supella longipalpa).

La cucaracha de banda marrón es un insecto claramente doméstico, puesto que todo su ciclo lo desarrolla en el interior de viviendas y demás construcciones humanas. Se la denomina también como “cucaracha de los muebles”, ya que tiende a distribuirse por la zona residencial de los hogares, incluyendo ambientes que no contienen alimentos como el dormitorio, debajo de las mesas o detrás de cuadros y fotos de las paredes. Toma su nombre de dos bandas destacadas presentes tanto en las ninfas como en los adultos. Muy similar a la alemana, con respecto a su pequeño tamaño y forma corporal, se diferencia morfológicamente de ésta en la ausencia de las dos rallas oscuras del pronoto, la placa dorsal del primer segmento del tórax.

Esta especie de cucaracha parece ser originaria de África, concretamente de la zona de Etiopía. A principios del siglo pasado fue detectada en Estados Unidos y desde allí fue llevada a Europa. Algunas teorías sostienen que fueron introducidas en el continente europeo por soldados estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. Sea como fuere, en la actualidad está presente en varios países europeos como Alemania o Italia. En España, su detección es mucho más reciente en el tiempo. Aunque se habían localizado ejemplares de forma esporádica con anterioridad, fue en el año 2013 cuando se constató la existencia de colonias establecidas de esta especie en Barcelona y Madrid. En Valencia también se cita su presencia.

Esta cucaracha posee la capacidad de volar con temperaturas elevadas. Deposita sus ootecas (cápsulas con los huevos) normalmente en grietas y juntas, aunque es característico de este insecto el que dichas ootecas aparezcan adheridas en las partes altas de las paredes. Este hecho también la diferencia de B. germanica, que suelen depositar sus ootecas en superficies horizontales, por lo general no muy elevadas, aunque esto último dependerá del grado de infestación. Otro aspecto importante es que sus individuos no se agregan en grupos, como sí ocurre con la alemana. Tienen preferencia por los cuadros eléctricos y las zonas más calientes de las habitaciones. Sin embargo, no requieren de un grado de humedad relevante. Todo esto hace que no compitan por el hábitat con otras especies de blatodeos, encontrándose por lo general ejemplares dispersos en las infestaciones por este tipo de cucarachas.

Por lo demás, la presencia de estas cucarachas puede causar el mismo tipo de daños materiales que las otras especies, en función del tamaño de la infestación. Son portadoras también de numerosos patógenos y pueden desencadenar reacciones alérgicas y asma. En cuanto a su control, parecen ser efectivos los tratamientos con geles insecticidas, aunque para lograr resultados óptimos se exige una inspección más detallada de las instalaciones, para localizar sus refugios y una aplicación del producto más dispersa que en el control de plagas de B. germanica. Nosotros no podemos corroborar este punto ya que, de momento, entre los múltiples servicios de desinsectación que realizamos, no hemos detectado esta especie de cucaracha en Madrid.

En resumen, la cucaracha de banda marrón está presente en nuestro país, aunque de momento no se encuentra demasiado extendida. Tiene unos requerimientos ambientales que permiten que colonice enclaves a los que no estamos acostumbrados con otras cucarachas. Aun así, en lugares con presencia de otras especies, sobretodo cucaracha alemana, será difícil que pueda prosperar, al ser ésta mucho más prolífica. En EEUU, donde es mucho más abundante, sus poblaciones se han visto disminuidas al aumentar el uso de aparatos de aire acondicionado, que alteran la temperatura y humedad ideales para que este insecto prospere en el interior.

Recuerda que si tienes problemas con cucarachas u otros insectos plaga, no dudes en contar con los servicios de Biodal Control Ambiental.