Contacte con nosotros

Especialistas en control de plagas. Resultados garantizados, al mejor precio.

La plaga del corcho aumenta su incidencia en Cataluña

larva de la culebrilla o carcoma del corcho

25 Febrero, 2015

Más del 50% de los alcornocales de Cataluña se encuentran afectados por la denominada culebrilla o carcoma del corcho, una de las plagas más habituales y perjudiciales de esta formación boscosa en la Península Ibérica. Se trata de un insecto autóctono, propio del bosque mediterráneo, pero que en la última década ha sufrido una gran explosión demográfica, propiciada por las sequías, las altas temperaturas y los incendios forestales. Según informan desde el Consorci Forestal de Catalunya (CFC), de las 80.000 hectáreas de alcornocal que hay en esta comunidad autónoma, en la actualidad sólo pueden aprovecharse 50.000 debido a los efectos provocados por esta plaga. Y la situación se prevé que empeore con el impacto del cambio climático.

Para tratar de combatirla, se ha creado el programa Life+Suber, un plan de acción con un presupuesto de un millón de euros para los próximos tres años, de los cuales, la mitad, son aportados por la Comisión Europea. Los socios que forman parte de este proyecto son el citado Consorci Forestal de Catalunya, el Centre Tecnològic Forestal de Catalunya, Forestal Catalana S.A. (Generalitat de Catalunya), el Centre de la Propietat Forestal y la empresa Amorim Florestal S.A. El objetivo de este programa Life con respecto a esta plaga es reducir los daños de la misma mediante el control biorracional de las poblaciones (trampeo masivo), disminuyendo al mismo tiempo la susceptibilidad de los alcornoques a ser atacados.

La culebrilla del corcho (Coroebus undatus) es un coleóptero de la familia Buprestidae cuyas larvas viven a expensas, de prácticamente cualquier tipo de quercínea; si bien es cierto que en la Península sus daños son más graves en el alcornoque (Quercus suber), puesto que las galerías que taladran repercuten directamente en la calidad y producción del corcho. Al mismo tiempo, y durante el descorche, las planchas con galerías se quedan pegadas al árbol, produciéndose heridas y desgarros al arrancarlas. Estas heridas son de difícil cicatrización, por lo que dejarán de producir corcho, siendo además el punto de entrada para otros insectos y hongos que pueden terminar por debilitar al árbol.

En cuanto a su control, lo más adecuado por el momento es la aplicación de medidas preventivas, con un buen mantenimiento del estado de la masa arbórea, lo que se consigue con una adecuada realización de sacas, desbroces y podas, eliminado los pies secos o en mal estado. El tratamiento químico en este caso es poco efectivo, al encontrarse las larvas protegidas por el corcho y con unos adultos que sólo viven unos pocos días. Actualmente se encuentra en fase de prueba la captura de imagos mediante el uso de trampas cromáticas y de feromonas o diferentes compuestos agregativos.

Además de en Cataluña, este escarabajo nocivo también tiene gran incidencia en otras comunidades como Extremadura, Andalucía o la Comunidad Valenciana. Sólo en Andalucía, se estiman las pérdidas económicas medias en daños provocados por el mismo en unos 2.812.600 € al año. Esto demuestra la importancia que tienen los recursos financieros aportados por el citado programa Life para tratar de combatir a esta plaga, que deberán extenderse necesariamente a otras regiones, para que las estrategias adoptadas sean eficaces y se obtengan resultados de forma conjunta. 

Ampliar información