Contacte con nosotros

Especialistas en control de plagas. Resultados garantizados, al mejor precio.

Estudio demuestra que una plaga habitaba España antes de lo que se creía

Descubren que una plaga es mucho más antigua de lo que se creía

26 Agosto, 2020

Estudiar el origen, la biología y el comportamiento de las plagas, que afectan al ser humano, no sólo es útil para desarrollar herramientas que permitan su control. Al estar todas estas plagas tan íntimamente relacionadas con la actividad humana, conocerlas en profundidad puede aportar mucha información acerca de la cultura e historia de la humanidad. Por ejemplo, algunas de esas plagas eran desconocidas en Europa hasta la conquista de América. Con la llegada de materiales y, sobretodo productos, procedentes del Nuevo Mundo, vinieron también multitud de insectos hasta la fecha ausentes en el Viejo Continente. Quizá el caso más conocido y representativo sea el del escarabajo de la patata (Leptinotarsa decemlineata). Sin embargo, una investigación arqueológica ha revelado una auténtica sorpresa, puesto que una plaga que se creía que llegó a España tras el Descubrimiento de América es, al parecer, mucho más antigua.

Las excavaciones realizadas en el yacimiento prehispánico de La Fortaleza, en la isla de Gran Canaria, han sacado a la luz infinidad de restos de insectos muy bien conservados, que permiten caracterizar de forma casi precisa cómo era la forma de vida de los primeros pobladores de las Islas Canarias, procedentes de África. Un hallazgo en concreto ha sido especialmente significativo, puesto que un tipo de escarabajo, identificado comúnmente como una plaga de los productos almacenados, estaba presente en Canarias desde la época Prehispánica. Hasta ahora se creía que había sido traída por los conquistadores desde América. La investigación ha sido desarrollada por la Universidad de Gran Canaria, la Universidad de Burdeos y una empresa de arqueología. Los resultados han sido publicados en un artículo de la revista Journal of Archaeological Sciences.

El insecto en concreto es el escarabajo araña americano (Mezium americanum), de la Familia Ptinidae, considerado actualmente como una plaga de los productos almacenados tanto de origen vegetal como animal, tales como nueces, judías, semillas, especias, chocolate, harina, pan etc. También pueden alimentarse de cuero, pieles de animales, lana, textiles, madera vieja, etc. Los restos de estos coleópteros encontrados en el yacimiento de La Fortaleza, concretamente en lo que se ha identificado como un antiguo granero, han sido datados mediante la técnica del Carbono 14. Los resultados de estos análisis han determinado que los insectos estaban aquí antes del Descubrimiento de América y de la propia conquista de las Canarias por parte de los europeos; por tanto, antes del siglo XIV. Los investigadores plantean que podría tratarse de una especie nativa de las islas Canarias, que se adaptó a vivir de los seres humanos, con la llegada de los primeros pobladores de las islas desde el norte de África.

Pero este estudio no sólo se ha realizado para datar la edad de estos escarabajos. Los investigadores han identificado en el yacimiento distintos tipos de insectos, muchos de ellos gorgojos (Familia Curculionidae), mezclados con restos vegetales, que han podido clasificar en plagas primarias y plagas secundarias de estos primitivos almacenes. La investigación arqueo-entomológica ha utilizado a estas plagas secundarias como indicadores claros de que las cosechas estuvieron reservadas en esos graneros, habilitados en cuevas, pudiendo determinar además gracias a ellas, su nivel de conservación.

Se trata, por tanto, de un enfoque completamente diferente a como vemos el mundo de las plagas. En este caso, el estudio de los insectos plaga puede proporcionar datos hasta ahora desconocidos, acerca de la forma de vida de nuestros antepasados.