Contacte con nosotros

Especialistas en control de plagas. Resultados garantizados, al mejor precio.

Las maniobras acrobáticas de las moscas inspiran a la tecnología

Las moscas inspiran a la tecnología; aún así es importante controlar sus plagas

21 Noviembre, 2019

Algunas investigaciones científicas pueden parecernos carentes de sentido o poco útiles. Sin embargo, hasta el más simple de los estudios puede proporcionar avances que podemos aplicar en los campos más insospechados. Esto también ocurre con los insectos plaga, de los que muchas veces creemos saberlo todo. En el siguiente artículo hablaremos de cómo el estudio de los movimientos de uno de los organismos más simples y comunes, las moscas, pueden proporcionar avances importantes que pueden llegar a aplicarse en innovaciones tecnológicas punteras.

Desde la Antigüedad, al hombre le ha asombrado la capacidad de muchos insectos para desplazarse y sujetarse por todo tipo de superficies y orientaciones. En concreto, las moscas son capaces de realizar increíbles acrobacias aéreas, llegando incluso a poder posarse sin ningún problema sobre el techo de una habitación. Precisamente estos aterrizajes invertidos de los dípteros han sido objeto de una peculiar investigación. Científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania, en EEUU, han analizado los mecanismos que hacen posibles este tipo de movimientos. El estudio ha sido publicado recientemente en un artículo de la revista Science Advances.

La investigación ha consistido en estudiar el comportamiento de 30 moscas o moscardas azules de la especie Calliphora vomitoria. Este díptero también es conocido como mosca azul de la carne, puesto que sus larvas se alimentan de carne en descomposición, siendo utilizadas por los forenses para datar el fallecimiento de algunas personas. Las moscas de estudio se encontraban encerradas en una caja de unos 20 centímetros cúbicos. Durante un periodo de tiempo comprendido entre los tres y siete días, un sistema de grabación de alta velocidad se encargó de registrar todos los movimientos de los insectos. Los resultados del estudio demuestran cómo estas moscas son capaces de coordinar todo su cuerpo y visión para adaptarse a cualquier tipo de superficie, así como a su inclinación. Los investigadores pudieron comprobar cómo todos los aterrizajes invertidos que tuvieron éxito fueron consecuencia de una secuencia muy bien coordinada de varios movimientos en serie. Dicha secuencia se inicia con una aceleración hacia arriba, seguida de una rápida rotación del cuerpo y extensión de las patas, finalizando con un balanceo del cuerpo pivotando alrededor de las patas que se fijan firmemente al techo.

Mediante análisis estadísticos de todos estos movimientos, los expertos pudieron comprobar que las maniobras de rotación se activan cuando la velocidad relativa de expansión de su retina alcanza un umbral determinado. Las moscas mostraron además tasas de inclinación y balanceo muy variables, estando fuertemente correlacionadas y posiblemente medidas por múltiples señales sensoriales. Cuando vuelan con velocidades más altas hacia adelante o hacia abajo, las moscas disminuyen su velocidad de cabeceo pero aumentan el grado de oscilación asistida por sus patas, aprovechando la transferencia del impulso lineal de su cuerpo. Todo esto quiere decir que estos insectos voladores son capaces de desarrollar todos estos movimientos de una forma extremadamente rápida, ahorrando además todo el esfuerzo posible en el proceso.

Los resultados del estudio, extrapolables también a otras especies de moscas, demuestran su increíble capacidad de movimiento. Los pájaros, por ejemplo, serían incapaces de realizarlos de igual forma, puesto que acabarían estrellados contra el techo. Sin embargo, las moscas son capaces de realizarlos con éxito aprovechando para ello la energía generada por la velocidad de vuelo. Este descubrimiento podría inspirar el diseño y desarrollo de nuevos drones. En la actualidad, estos aparatos sólo pueden estar un tiempo limitando en el aire, empleando para ello mucha energía. Según los autores de la investigación, estos resultados podrían conducir a mejoras en el consumo de energía, así como en la orientación de estos equipos.

Más allá de aplicaciones tecnológicas, el trabajo científico demuestra la enorme capacidad de dispersión de estos insectos. Ningún alimento queda fuera de su alcance, por muy inaccesibles que puedan estar. Teniendo en cuenta la gran importancia sanitaria que tienen las moscas, capaces de transmitir diversos patógenos, debemos volver a recordar la necesidad de controlar la presencia de estos insectos voladores, especialmente en la industria alimentaria. Biodal Control Ambiental ofrece, además de sus servicios de desinsectación, el suministro y mantenimiento de aparatos mata-insectos, también llamados insectocaptores