Contacte con nosotros

Especialistas en control de plagas. Resultados garantizados, al mejor precio.

¿Pueden las plagas transmitir la Listeria?

Determinadas plagas pueden transmitir la bacteria Listeria a los alimentos

4 Septiembre, 2019

Uno de los temas informativos estrella del verano en España ha sido, sin duda, el brote de listeriosis originado en una empresa de productos cárnicos de Sevilla. La alerta sanitaria, una de las más graves por intoxicación alimentaria ocurridas en los últimos años en nuestro país, ha ocupado buena parte de las noticias estivales, especialmente desde inicios del pasado mes de agosto. Se han visto afectadas por el brote más de 200 personas, la mayoría de ellas en Andalucía, por el consumo de carne mechada contaminada por esta bacteria. A día de hoy, se sigue investigando el origen de dicho brote, que ha causado gran alarma social en España. Varias son las vías en las que un alimento puede contaminarse con este patógeno. Por supuesto, ya que estamos hablando de ello en esta sección, las plagas es una de ellas.

Varias de las plagas urbanas más habituales con las que una empresa como la nuestra está acostumbrada a tratar, son vectores potenciales de transmisión de la Listeria monocytogenes, el microorganismos causante de la listeriosis. Esta patología se ha convertido en una de las zoonosis, enfermedades transmitidas de los animales al ser humano, más relevante en los países desarrollados. Los brotes humanos se han asociado tradicionalmente a la ingestión de alimentos diversos como leche, queso, fiambres, patés, salchichas, gelatinas o vegetales crudos, entre otros. De origen alimentaria, su relevancia en la salud pública reside en su alto grado de mortalidad, entre el 20 y el 30% de los casos, afectando fundamentalmente a inmunodeprimidos o con enfermedades subyacentes. Esta bacteria puede sobrevivir mucho tiempo sobre los alimentos, en los suelos arables, en las excretas animales, en los cultivos de huerta y en el agua. De ahí que constituya un gran quebradero de cabeza para la industria agroalimentaria. Pues bien, como hemos dicho, varios insectos y roedores plaga habituales están citados en la bibliografía científica como posibles transmisores de Listeria.

Por un lado, las reinas del control de plagas, las cucarachas, son vectores potenciales de transmisión de bacterias como Escherichia coli, Salmonella y también las responsables de la listerioris. Hay que tener en cuenta que las cucarachas se mueven por todo tipo de superficies, pudiendo acceder fácilmente a los alimentos expuestos. Sobre ellos, tienen la insana costumbre de defecar y regurgitar la comida, para así seguir comiendo. Por otro lado, las moscas domésticas también pueden transmitir L. monocytogenes. Éstas, al poder volar, facilitan y aceleran los procesos de contaminación de los alimentos. Por último, la rata parda o de alcantarilla (Rattus norvegicus) también puede ser una fuente de Listeria. Según un estudio bacteriológico realizado por la Agencia de Salud Pública de Barcelona en 2017, el 59% de las ratas capturadas para la investigación presentaba cepas de esta bacteria. Las heces de los roedores representan la principal vía de contagio del microorganismo.

Así que sí, la respuesta a la pregunta que formulábamos en el título de este artículo es afirmativa. Determinadas plagas pueden ser vectores de transmisión de la bacteria Listeria, al igual que otros tantos patógenos capaces de generar en el hombre diversas patologías. Esto no quiere decir que la causa del reciente brote se haya debido a la presencia de plagas en la empresa de Sevilla. Simplemente, un caso tan mediático como éste nos sirve para reflexionar, una vez más, sobre la importancia de los procedimientos que aseguran unas condiciones óptimas de seguridad e higiene en la industria alimentaria. Entre ellos, el control de plagas, debe ser una parte fundamental para evitar problemas de este tipo. Los servicios de vigilancia, monitorización, desinsectación, desratización y desinfección de las instalaciones son imprescindibles para asegurar dichas condiciones. Su implantación no debe ser vista como un simple trámite que exigen las administraciones, sino una necesidad para asegurar la salud de los consumidores, así como la reputación y sostenibilidad de las empresas alimentarias.

Por todas estas razones, recordamos que Biodal Control Ambiental, empresa de sanidad ambiental ubicada en Madrid, está especializada en prestar los más eficaces servicios de control de plagas para la industria alimentaria. Entre nuestros clientes se encuentran bares, cafeterías, restaurantes, tiendas de alimentación, panaderías, pastelerías, churrerías, herbolarios, obradores industriales, almacenes de alimentos, etc.