Especialistas en control de plagas. Resultados garantizados, al mejor precio.

Cómo elegir una buena empresa de control de plagas

Cómo elegir a una buena empresa de control de plagas

20 Diciembre, 2018

Cuando necesitamos los servicios de una empresa o un especialista, sea del campo que sea, nos surge la duda de cuál nos garantiza la ejecución de los trabajos de una manera profesional. Esto ocurre también en el sector de control de plagas. Con el siguiente artículo, queremos exponer varios aspectos que, a nuestro juicio, son fundamentales a tener en cuenta para elegir a una buena empresa de control de plagas. Éstos ayudarán a escoger la mejor opción entre el amplio abanico de ofertas disponibles y, sobretodo, evitarán algún que otro disgusto.

Sea por desconocimiento o aun siendo recomendadas por conocidos o a través de reseñas en internet, es complicado elegir la mejor empresa de control de plagas; teniendo en cuenta que según el ROESB, sólo en la Comunidad de Madrid, estamos registradas más de 500. Para escoger a una buena empresa podemos empezar precisamente por este registro oficial. Toda empresa legal debe ser autorizada por la consejería de sanidad de la comunidad autónoma correspondiente, otorgándosele un número de ROESB, en nuestro caso el 914-CM-S. Esto significa que la empresa está cumpliendo determinados requisitos legales, como puede ser, entre otros, contar con al menos un Responsable Técnico cualificado, la correcta capacitación de sus técnicos aplicadores o el desarrollo de los trabajos acorde a la normativa vigente. Si no se encuentra al “profesional” o a la empresa inscrita dentro del ROESB, significa que no está autorizada a trabajar en el sector y que se trata seguramente de algún pirata.

El coste económico de los trabajos es el punto más controvertido. Está claro que en una economía de libre mercado, cada empresa o profesional, en principio, tiene derecho a cobrar lo que crea conveniente por la prestación de sus servicios y a su vez, es lógico que los clientes busquen lo más barato. Es cierto que en el sector de control de plagas, sobre todo tras la crisis económica, podemos encontrarnos abanicos de precios bastante amplios para solucionar un mismo tipo de problema. Aquí entramos en el valor que cada profesional otorga a su trabajo. Pero lo que está claro es que si nos topamos con ofertas de tratamientos bajo la denominación “low cost” debemos, por lo menos, desconfiar. No es posible llevar a cabo un buen trabajo y elaborar una documentación técnica de calidad a precios excesivamente reducidos. En este tipo de servicios está en juego la salud pública, puesto que controlamos insectos, roedores y otros organismos que pueden transmitir enfermedades; por no hablar de los daños económicos provocados por su presencia o la devaluación de la imagen comercial que pueden suponer a un negocio. No es razonable que, por ejemplo, un tratamiento contra chinches de cama, que suele ser bastante complejo, se ofrezca por tan solo unas pocas decenas de euros. Por todo ello, el precio no debería ser el único aspecto a tener en cuenta a la hora de seleccionar a una empresa de control de plagas; la calidad del servicio, por todas estas implicaciones, debería ser prioritaria.

La profesionalidad también se mide en función de la información y el asesoramiento que las empresas transmitimos a nuestros clientes. La recomendación de medidas preventivas o la comunicación de medidas de protección y seguridad que se deben tomar ante un tratamiento, sobre todo si se aplican biocidas, son fundamentales. Por otro lado, no hay que fiarse de aquellos que prometen una erradicación total del problema. Lo habitual es que sea así, pero hay que informar al cliente de que puede haber complicaciones en el servicio, puesto que existen fenómenos de resistencia a productos químicos en insectos (cucarachas) y roedores (ratas); así como que es imprescindible su colaboración para el éxito del tratamiento, el cual puede llegar con el tiempo, no de forma instantánea.

Por último, señalamos que un buen profesional o empresa de control de plagas debe acompañar todos sus servicios con la entrega de la documentación homologada correspondiente. Diagnóstico de situación, Certificado o Informe de servicio y el Plan de Gestión de Plagas son documentos que las autoridades sanitarias solicitan a determinados negocios (bares, restaurantes, alimentación, escuelas infantiles, peluquerías o centros de estética, etc.). Éstos son justificantes escritos de los trabajos que se hayan realizado, de ahí su importancia. Los argumentos anteriores pueden ayudar a la hora de seleccionar a una empresa de control de plagas. Biodal Control Ambiental, como buenos profesionales del sector, cumplimos con todos ellos.