Especialistas en control de plagas. Resultados garantizados, al mejor precio.

Australia logra erradicar una plaga de hormigas invasoras de una isla

Científicos australianos erradican a la hormiga leona, una de las peores plagas invasoras, de una isla protegida

22 Noviembre, 2018

Las islas suelen ser unos de los enclaves naturales más frágiles, puesto que cualquier alteración en su hábitat puede tener importantes consecuencias negativas sobre su biodiversidad. La introducción de plagas y especies exóticas invasoras es uno de los peligros más serios a los que éstas se enfrentan. Por eso, cualquier avance en la erradicación de plagas en islas tiene gran relevancia y puede ser fuente de inspiración para el control de plagas en otras zonas.

El caso concreto que nos ocupa ha tenido lugar en Australia, uno de los lugares del planeta que más problemas sufre con las especies invasoras. Investigadores del país oceánico han conseguido erradicar la presencia de las exóticas hormigas leonas, u hormigas africanas de cabeza grande (Pheidole megacephala), de la isla de Lord Howe, situada frente a la costa este australiana y declarada Patrimonio de la Humanidad. Esta isla alberga raros y preciados ecosistemas como los bosques nubosos o las montañas volcánicas e incluye entre su biodiversidad a especies en peligro de extinción como el rascón de la isla Lord Howe (Gallirallus sylvestris) o diversas plantas endémicas.

El equipo que ha conseguido este logro ha sido liderado por científicos de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO). Según los investigadores, el programa sobre la eliminación de la hormiga leona en la isla de Lord Howe es una de las erradicaciones de hormigas invasivas más exitosas que se han dado en el mundo. Hay que tener en cuenta que esta especie está catalogada como una de las 100 peores plagas invasoras a nivel global, puesto que constituyen super colonias que compiten y se alimentan de animales nativos, reduciendo la abundancia faunística hasta en un 85%. En Hawaii, esta misma hormiga parece ser la responsable de la extinción de varias especies.

Los expertos del CSIRO consiguieron desarrollar un protocolo especial de actuación que permitió mapear todas las colonias de estas hormigas invasoras en la isla. Una vez localizadas, se aplicó cebo insecticida específico para estos insectos. Con este sistema de actuación, se pudo erradicar a la hormiga invasora de la isla en un periodo de tres años, empleando para ello casi 200.000 puntos de control por toda su superficie. Los científicos australianos aseguran que su método puede usarse para gestionar otras especies de hormigas invasoras, y esperan poder implantarlo en diversas zonas prioritarias de Australia. Su logro supone todo un avance para el control de las plagas de estos insectos.

P. megacephala, que llegó seguramente a la isla a través del envío de material infestado desde la Australia continental, es autóctona de las zonas tropicales de África. Sin embargo, ha sido introducida en amplias regiones de América, Asia y Oceanía, fundamentalmente en latitudes con climas similares al de su origen. En Europa ha sido citada en Francia, Italia, Reino Unido o Grecia, entre otras. Sin embargo, sólo se ha confirmado su establecimiento en España, concretamente en la ciudad de Barcelona. A pesar de que la Ciudad Condal no posee un clima tropical, esta hormiga ha conseguido prosperar en ella gracias a condiciones ambientales localmente favorables, llegando a constituir plagas en locales y edificios.

La hormiga leona se caracteriza por generar super colonias expansivas con varias reinas, de forma similar a la también invasora hormiga argentina (Linepithema humile). Su casta más visible, las obreras, son de dos tamaños claramente diferenciables, las menores de unos 2 mm y las mayores de 3,5 mm. En éstas últimas destaca la prominencia de su cabeza con respecto al cuerpo. Su alimentación generalista es una de las claves de su éxito expansivo, destacando sus buenas cualidades depredadoras, lo que incide negativamente en la abundancia y diversidad de invertebrados. Tiende a desplazar ferozmente a otras especies de hormigas. Para terminar de catalogarla como plaga, hay que decir que afecta también a los cultivos, puesto que establece interacciones con insectos fitófagos como los pulgones, a los que cuida y defiende.