Especialistas en control de plagas. Resultados garantizados, al mejor precio.

La cucaracha americana conquista Madrid

Plagas de cucaracha americana en Madrid

28 Febrero, 2018

Pocas veces se puede observar de primera mano, la conquista de un territorio por parte de una nueva especie. Durante el desarrollo de nuestro trabajo, los técnicos de control de plagas somos testigos directos de cómo ciertos organismos se asientan en algunos lugares; así como de su posterior expansión. Es lo que está ocurriendo precisamente con la cucaracha americana en Madrid. Su presencia no es noticia, puesto que lleva viviendo en el subsuelo de la capital varias décadas. Sin embargo, su avance es imparable y cada vez es más frecuente observarla en la red de saneamiento madrileña, desplazando a otras especies de cucarachas, tal y como veremos a continuación.

La cucaracha americana (Periplaneta americana) es un insecto blatodeo de la Familia Blattidae, originario, en realidad, de África tropical y el subcontinente indio. Sin embargo, recibe su nombre debido a que fue en América donde se identificó por primera vez. Esta cucaracha, la de mayor tamaño que puede encontrarse en nuestro país, entre las especies que se encuentran establecidas, fue detectada por primera vez en España a principios de la década de los 90s. A partir de ese momento, se hizo muy frecuente en zonas cálidas y húmedas como Canarias, Levante y la costa andaluza, entre otras. Su llegada seguramente se produjo a través de los barcos arribados a puertos del Mediterráneo o Atlántico, extendiéndose hacia zonas urbanas a través de las alcantarillas.

En Madrid, fue detectada por primera vez en la zona de Parque de las Avenidas. Una de las posibles vías de entrada a la capital pudo ser la aérea; aunque es más factible que llegara con el trasporte de mercancías desde las zonas costeras donde ya estaba asentada. Desde entonces, ha ido proliferando y conquistando numerosas zonas de la ciudad de Madrid.

Desde su llegada, la cucaracha americana ha desplazado al resto de especies que ya existían; a la alemana o rubia (Blatella germanica) y, especialmente, a la cucaracha negra (Blatta orientalis), por ser ésta la que habita también en la red de saneamiento. Este desplazamiento puede ser observado muy fácilmente in-situ por todas aquellas empresas que realizamos nuestro trabajo a lo largo de la capital madrileña. Nosotros esta situación la hemos podido constatar, por ejemplo, en algunos locales de hostelería, farmacias, pastelerías, herbolarios, etc.; de la zona de Retiro y Arganzuela. Dichos locales tienen contratado nuestro servicio de mantenimiento de control de plagas. En el momento de la contratación presentaban problemas por presencia de cucarachas negras. Dicha presencia se debía a la existencia de deficiencias constructivas del local, las cuales tardaron un tiempo en ser corregidas por la propiedad de los establecimientos; siendo ésta una situación típica de muchos de los problemas de plagas que tratamos. Debido a esta falta de cumplimiento, a tiempo, de las recomendaciones propuestas, en revisiones posteriores, pudimos comprobar claramente como las americanas se habían instalado en la zona, accediendo al local a través de las mismas deficiencias y haciendo desaparecer por completo a las cucarachas negras.

Por destacar una zona de Madrid donde la cucaracha americana es especialmente abundante, podemos citar el barrio de Embajadores, donde parece que esta especie se ha hecho fuerte. Bajos, portales, patios y sótanos sufren la entrada recurrente de estos grandes insectos, siempre y cuando existan determinadas circunstancias que lo permitan. Por extensión, las zonas de Atocha, Delicias, Pacífico, Legazpi y Conde de Casal, se encuentran igualmente afectadas. No son las únicas, puesto que hemos detectado a la americana también en otras áreas. De hecho, no es raro, para aquellas personas que estamos acostumbrados a identificarlo, percibir el olor característico que desprenden sus infestaciones a través de imbornales, registros de alcantarillado o de respiraderos del Metro.

La cucaracha americana resulta toda una pesadilla para aquellas personas que sienten repulsión por estos insectos. Su gran tamaño, velocidad de carrera y su capacidad para volar, aunque sea limitada, hacen que su simple avistamiento provoque una importante alarma social. El problema es que no es sencillo combatirlas; por lo que se necesita una buena gestión integral para el control de sus plagas. Por ello, te recomendamos contratar los servicios de Biodal Control Ambiental, empresa especializada para eliminar cucarachas de ésta y otras especies en viviendas y negocios.